Cuando se habla de una optimización del trabajo, generalmente se olvida, salvo que se trate de un proyecto nuevo, lo importante que resulta optimizar los espacios para mejorar la eficiencia y la productividad. En el caso del equipamiento de un almacén, su funcionalidad mejora cuando el diseño del espacio ha sido pensando en esa medida. Y en caso de que en tu negocio esto haya sido imposible por los distintos usos y por la acumulación de materiales durante años, siempre puedes replantearlo de nuevo de una manera simple.

Los trasteros y guardamuebles cobran relevancia en el panorama empresarial. De hecho, son muchos los clientes de negocios que nos contactan para contratar estos servicios que ofrece Mundivan. Cambiar de lugar elementos que no son necesarios, o que no lo son en el corto plazo, así como redistribuir los elementos y el equipamiento de un almacén puede cambiar mucho el modo de trabajo en tu compañía.

Las claves para un buen uso del espacio de almacenaje en tu empresa

Algunos consejos básicos para que puedas optimizar el espacio disponible, así como el equipamiento de un almacén son:

  • Aprovechar el espacio en vertical.  Las naves disponen de grandes alturas que conviene analizar en clave de sacarles el máximo partido. Estanterías y elementos de maquinaria situados en el lugar preciso pueden optimizar mucho las tareas diarias.
  • Organización de stock. Disponer de espacios bien diferenciados, así como sacar de las zonas de rotación los elementos que no son necesarios es fundamental para que el control del stock funcione de la manera más adecuada.
  • Mejoras en la seguridad. Esos espacios mejor organizados, así como que el equipamiento de un almacén se sitúe exactamente donde se necesita son un añadido de seguridad evitando desplazamientos innecesarios que pueden generar roturas, caídas y otros problemas.

Si necesitas un presupuesto personalizado para contar con trasteros o guardamuebles, no dudes en contactarnos. Estaremos encantados de atenderte.

Deja una respuesta